fbpx

La UNSa desembarca en los barrios de la ciudad por primera vez


Si bien todos saben que la Universidad Nacional de Salta es pública, gratuita y de ingreso irrestricto, la realidad muestra que no todos los jóvenes de Salta tienen las mismas chances de llegar, mantenerse estudiando y finalmente graduarse.

Por eso, lo que se vivió hoy en la zona sudeste de la ciudad fue un acontecimiento histórico. A partir de un convenio firmado entre el rector de la UNSa Daniel Hoyos y la intendenta Bettina Romero, es la primera vez en 50 años desde su creación que la universidad desembarca en una de las barriadas más postergadas de la ciudad.

El primer centro de extensión universitaria empezará a funcionar el DTC (Dispositivo Territorial Comunitario) de San Benito y, según adelantaron las autoridades de la universidad y el municipio, pronto se pondrán en marcha iniciativas similares en la zona sur y oeste de la ciudad.

«Desde el primer momento, me escucharon hablar de La hora de los barrios y esto lo gráfica claramente. No es sólo traer obras, como cordón cuneta, pavimento, puentes, sino también más servicios y ampliar derechos como el acceso a una educación de calidad”, valoró durante la inauguración la intendenta Bettina Romero.

Por su parte, el rector Daniel Hoyos invitó a todos los salteños de la zona sudeste a acercarse a la universidad: «Queremos mejorar su realidad con educación, por eso los invitamos a que se acerquen y se informen”.

“Esta acción conjunta surgió de una visita de la intendenta Bettina Romero a la UNSa, en donde le comentamos acerca de la necesidad de estar más cerca de la comunidad. Consideramos a la docencia como una práctica social que sólo tiene sentido si resulta de ello un efecto concreto, mejorando la calidad de vida de la sociedad”, reflexionó el secretario de Extensión de la UNSa, Rubén Correa.