fbpx

SAETA en alerta por la indefinición de Nación en los subsidios al interior


Luego del comunicado de la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros – FATAP- en el que reitera el agravamiento de la crisis de las empresas del interior, SAETA se encuentra expectante por lo que ocurra con los subsidios nacionales y su impacto en el interior.

Claudio Mohr, presidente de SAETA, indicó a Nuevo Diario que los fondos provinciales no alcanzan para sostener el sistema de transporte.

«Todos los costos se han disparado y nos ha quedado una tarifa muy retrasada y los subsidios nacionales no tienen definición. Si siguieran viniendo en el volumen que nos mandaban el año pasado siguen quedando retrasados frente a la inflación. La provincia con las reducciones de transferencias de parte de Nación no podrá darnos más dinero. La única variable es el ajuste de la tarifa», apuntó el funcionario.

La FATAP hizo foco en la inequidad que sufre el interior respecto al AMBA, que se profundizó luego que el Gobierno nacional convocara a las empresas de esa región para iniciar un proceso de transición hacia las nuevas políticas y no a las del interior.

Así las cosas, la federación admitió que las empresas se ven en la necesidad de reducir servicios nocturnos y el 50% de los servicios en horarios diurnos y vespertinos. En algunos casos se impulsa el Proceso Preventivo de Crisis con la pérdida de puestos de trabajo.

«Hay que recordar que tenemos el apoyo de la Provincia, los que han encontrado un límite y en algunos casos no alcanzó para cubrir los gastos del sistema del transporte», señaló Mohr.

«Este nuevo Gobierno que planteaba federalismo y equiparación en los subsidios volvió a garantizar los ingresos al AMBA y han recuperado el 100% de los servicios. Entendemos que les van a reconocer mayores costos de la estructura en término de gasoil, y dólar a $800. Mientras el interior no hemos tenido ningún tipo de definición. El Gobierno vuelve a mostrar que la importancia la tiene el AMBA y no el resto de los argentinos del país», aseveró el funcionario.

«En Buenos Aires no se quitan subsidios y además les mantienen una tarifa, que aún con el aumento sigue siendo ridícula: $76”, apuntó.

Nuevo Diario De Salta


Compartilo con tus amigos!