fbpx

Murió el “hombre gato”: fue condenado a prisión perpetua por asesinar a su mamá y su tía


A los 42 años, Gil Pereg murió mientras cumplía una condena perpetua por haber asesinado a su mamá y su tía en 2019.

El israelí era conocido como “el hombre gato” porque, tanto en un juicio como en la prisión, maullaba y se comportaba como este animal.

Gil Pereg pasó sus últimos días internado en el pabellón psiquiátrico del hospital El Sauce. Allí se descompensó, le hicieron maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP), pero no sobrevivió.

Quién era Gil Pereg, el “hombre gato”

Si bien había nacido en Israel, hacía varios años que vivía en Mendoza. Su casa quedaba frente al cementerio de Guaymallén y, en enero de 2019, su mamá Pyrhia Saroussy (de 63 años) y su tía Lily Pereg (de 54) viajaron a visitarlo.

Ellas llegaron el 12 de aquel mes, y dos semanas más tarde, tras un rastrillaje por la vivienda del “hombre gato”, encontraron sus cuerpos enterrados en el patio.

De acuerdo a la autopsia, los resultados arrojaron que las dos mujeres fueron asesinadas.

A su vez, se concluyó que, una vez en la fosa que habría cavado Gil Pereg, fueron perforadas con hierros de construcción, y luego las cubrió con tierra, piedras y cemento para ocultar el doble crimen.

El juicio a Gil Pereg, el “hombre gato”

Durante el juicio, el estado mental del acusado fue el foco principal de debate. Su defensa argumentó que el israelí era “inimputable” por esta cuestión.

De hecho, llamaba la atención no solo que maullara sino que se comportara como un felino, ya que se consideraba como un “hombre gato”.

No obstante, tanto la Fiscalía como la parte acusadora insistieron en que Pereg tenía pleno conocimiento y comprensión de la criminalidad de sus actos, por lo que en noviembre de 2021 se lo condenó a prisión perpetua.

El fallo quedó firme en marzo de 2023 luego de que la Justicia rechazara todos los planteos de la defensa.


Compartilo con tus amigos!