fbpx

“La Mesa Argentina contra el Hambre pasa a la fase operativa”

Daniel Arroyo, ministro de Desarrollo Social de la Nación, encabezó el debate realizado de manera remota y orientado hacia el incremento de precios, la identidad cultural en los barrios y las nuevas posibles estrategias de producción.


El trabajo operativo de las comisiones que integran el Consejo Federal Argentina contra el Hambre se inició con el abordaje de mecanismos que faciliten el acceso a los alimentos de las familias vulnerables, en base al análisis de las acciones desarrolladas desde el inicio de la pandemia de coronavirus, seis meses atrás.

Funcionarios nacionales y provinciales, académicos y referentes de organizaciones sociales, sindicales, religiosas y empresariales de todo el país participaron del primer encuentro de la comisión de «Acceso a los alimentos», que indaga sobre las «barreras» que enfrentan los sectores marginados a la hora de conseguir alimentos.

«La Mesa Argentina contra el Hambre pasa a la fase operativa y esta comisión es fundamental para llevar adelante políticas estructurales y de mediano y largo plazo», comentó el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, quien encabezó la reunión desde su casa, en aislamiento por haberse contagiado de coronavirus.

Junto a la titular del Consejo de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, y a unos 90 asistentes al encuentro virtual, Arroyo orientó el debate hacia el incremento de precios, la identidad cultural en los barrios y posibles estrategias de producción.

La mesa tiene por objetivo además definir «espacios de articulación y trabajo entre actores públicos y privados y diseñar estrategias para mejorar y facilitar el acceso de alimentos, afianzando el concepto de autoproducción», informó el Ministerio.

«Nos hacemos cargo saliendo en auxilio de sectores de extrema vulnerabilidad social, mediante un Estado presente que garantice el derecho indelegable a una alimentación adecuada», expresó por su parte Tolosa Paz.

La funcionaria consideró que este espacio «es un ejemplo de articulación, de consenso y de diálogo» que, con una «perspectiva integral», busca «garantizar el acceso a la alimentación».

1.Tarjeta Alimentar

Es un instrumento para que todos accedan a la canasta básica alimentaria. Permite comprar todo tipo de alimentos, a excepción de bebidas alcohólicas.

Está destinada a madres y padres con hijos e hijas de hasta 6 años de edad que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH). También a embarazadas a partir de los 3 meses que cobran la Asignación por Embarazo y personas con discapacidad que reciben la AUH.

2. Canales de comercialización para la economía social

Se crearán y fortalecerán los mercados populares, que son espacios de comercialización que promueven precio justo y consumo responsable a partir del encuentro entre productores y consumidores, sin intermediarios.

También se instrumentarán créditos a tasas bajas e incentivos a la economía social y agricultura familiar: préstamos a tasas que no superen el 2 o el 3% y que están destinados a la compra de herramientas y maquinarias.

3. Promotoras y promotores comunitarios de Seguridad Alimentaria y Nutricional

El objetivo será controlar la talla y el peso de niñas y niños, y facilitarán la articulación de las políticas alimentarias con las políticas sanitarias, materno infantil, primera infancia, adolescencia, adultos mayores, entre otras.

Es con tales propósitos que además se definen nuevos mecanismos de participación como será el caso del Consejo Federal Argentina contra el Hambre, el Observatorio Nacional Argentina contra el Hambre y las diferentes Redes de la Sociedad Civil.

banner municipalidad

Compartilo con tus amigos!

Comentarios

¿Cuál es tu reacción?

Me encanta Me encanta
0
Me encanta
Divertido Divertido
0
Divertido
Enojado Enojado
0
Enojado
Triste Triste
0
Triste