fbpx

Hace 85 años se estrenaba «Tiempos Modernos», un clásico del cine

La pieza es un largometraje de 1936 que realiza una critica a la industria y a las condiciones laborales de los obreros. En esta nota datos curiosos y un poco de historia.


Un obrero de overol enloquece tras trabajar durante horas ajustando tuercas en una fábrica y termina viajando sonriente entre los engranajes de una gran máquina. ¿La tenés?

Tiempos Modernos se estrenaba un 5 de febrero, pero de 1936, el largometraje escrito y dirigido por Charles Chaplin, que además lo protagonizó con su inmenso carisma, fue una fuerte critica de las condiciones desesperadas de las cuales era víctima un empleado de la clase obrera en la época de la Gran depresión, por la eficiencia de la industrialización y la producción en cadena.

Chaplin satiriza al llamado Fordismo, un modelo en el que el trabajo especializado se ha reducido a hacer solo una parte; en el caso de Charlot el vagabundo, el giro de una tuerca. Aunque parezca sencillo, este repetitivo y grotescamente rutinario trabajo trae males físicos y mentales.

Es considerada la última película del cine mudo, ya que en ella se escucha por primera vez la voz de Chaplin mientras canta en un bar.

El largometraje ocupa el puesto 45 en la categoría Arte de la lista «45 grandes películas» hecha por el Vaticano. Asimismo, está en el lugar 78 del ranking «Las mejores películas de todos los tiempos» del American Film Institute y está incluida en la lista 1001 películas que debes ver antes de morir de Steven Schneider.

Para homenajear a esta verdadera obra de arte te contamos algunas curiosidades de este largometraje.

1- Fue la última aparición del Vagabundo.

La primera aparición de Little Tramp (Pequeño Vagabundo), el personaje que dio a conocer a Chaplin, fue en un corto en 1914. Para ese entonces ya lucía su característico sombrero, los pantalones grandes y chaqueta ajustada, los zapatos desmedidos, el bastón flexible y, por supuesto, el bigote. Con el protagonizó más de 100 películas durante su prolífica carrera.

2- Tenía otro final.

Originalmente, la película terminaba con el personaje de Chaplin sufriendo un ataque de ansiedad en un hospital, donde era visitado por la chica convertida en monja. El director lo desechó y prefirió filmar uno más motivador.

3- Una escena tardó 7 días en llevarse a cabo

¡SI! La secuencia de la máquina de comida tomó siete días de filmación. Además a finales de la primavera de 1935, Chaplin trabajó entre 16 y 18 horas al día en la película. Dormía en una cuna que estaba en el estudio.

4- Fue acusada de plagio

La película fue víctima de una extraña acusación de plagio», informa el sitio oficial de Chaplin. Una firma franco alemana llamada Tobis llevó a los tribunales a Chaplin por presunto plagio de ideas y escenas de la película Para nosotros la libertad, dirigida por René Clair y estrenada en 1931.

En 1947, ante la insistencia de Tobis, Chaplin Studio accedió darle un «modesto pago» para cerrar el caso, según la web.

5- La inspiración de Jean Paul Sartre y Simone de Beauvoir

El nombre del periódico izquierdista dirigido por Jean Paul Sartre y Simone De Beauvoir, Les Temps Modernes, está inspirado en el de la película.

banner municipalidad

Compartilo con tus amigos!

Comentarios

¿Cuál es tu reacción?

Me encanta Me encanta
0
Me encanta
Divertido Divertido
0
Divertido
Enojado Enojado
0
Enojado
Triste Triste
0
Triste