TRIBUNA DESPIERTA


La grieta| El presidente intervendrá en la interna de la UCR y Elisa Carrió

Por Redacción Ciudad Despierta

Macri citó a Alfredo Cornejo para que vaya a Olivos a dialogar

La grieta| El presidente intervendrá en la interna de la UCR y Elisa Carrió

(Nacionales - CLARÍN) El duro cruce entre la líder de la Coalición Cívica Elisa Carrió y la Unión Cívica Radical coronó la profunda grieta que dejó en el interbloque de Diputados el debate por la despenalización del aborto. La escalada de las chicanas fue tal que inquietó al propio Mauricio Macri, que en el inicio de esta semana redobla su esfuerzo por calmar las aguas y decidió invitar a cenar este martes al líder radical Alfredo Cornejo.

Aunque en el tema trabajaron desde el viernes, vía telefónica, el jefe de Gabinete Marcos Peña, el ministro del Interior Rogelio Frigerio y el titular de la Cámara de Diputados Emilio Monzó, será abordado en profundidad este martes en Casa Rosada. Allí, se reunirá el "G-8", tal como denominan en el Gobierno al grupo de ocho dirigentes que conforman la mesa política del Presidente. La cumbre toma especial relevancia porque además del jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, también estará el tridente radical: los gobernadores Alfredo Cornejo (Mendoza) y Gerardo Morales (Jujuy), dos que protagonizaron la polémica con Carrió, y Gustavo Valdés (Corrientes), cuya reciente incorporación obligó a cambiar la denominación del grupo.

"Hay que calmarse y poner todas nuestras energías en este proceso de transformación. Cambiemos tiene que estar más fuerte que nunca en este momento para apoyar al Presidente", reflexionó una voz de peso macrista. Tranquilidad también le pidió Peña a Cornejo, cuando hablaron por teléfono el viernes. El radical cumplió, pero el jefe de Gabinete no devolvió gentilezas: el mendocino le pidió que él o Macri salieran a respaldar públicamente a la UCR. El Presidente, sin embargo, tuvo un gesto: lo llamó para invitarlo a cenar en la Quinta de Olivos. 

Pero los reclamos van más allá. Desde el radicalismo, aunque tienen tres dirigentes sentados en el G-8, plantean una "desconexión" entre tantas "mesas" y la forma en la que toma decisiones Macri. Refieren a la famosa "mueblería" de la que despotrican, incluso, en el propio Gabinete. 


^