CULTURA EMERGENTE


EL CORSO DEL CENTRO DE CONVENCIONES BRILLO CON TODO SU EXPLENDOR

Por Redacción Ciudad Despierta

Las murgas, comparsas, caporales, murgas humorísticas hicieron las delicias de miles de salteños que colmaron las instalaciones del corsodromo

EL CORSO DEL CENTRO DE CONVENCIONES BRILLO CON TODO SU EXPLENDOR

Comenzó a las 21.30 el desfile que repartía alegría entre los vecinos que llegaban de todos los barrios de la ciudad, pero resaltaban aquellos que muy poco tienen y toman estas fiestas para dar rienda suelta a la alegría y dejar de lado las penas diarias de cualquier familia. 

Una salida económica para la familia, $100 por adulto y $50 para chicos de más de 6 años la entrada, 3 paty por $ 100 y el lanza nieve a $30 cerraban un combo accesible. Mientras las distintas agrupaciones daban lo mejor de sí, con las tribunas colmadas a ambos lados, atrás de las tribunas se vivía otra fiesta donde niños y jóvenes de 10 a 20 años circulaban en idas y vueltas, jugando al carnaval, donde los lanza nieves y tempera dieron su mejor espectáculo. Los chicos, lejos de las miradas acusadoras de los adultos resolvían en un perfecto equilibrio sus juegos, chicos y chicas se pintaban, sin acusaciones de acoso sexual ni algo que se parezca. Todo fue diversión y alegría.

 Los kioscos ubicados atrás de las tribunas dejaban muy poco espacio para la circulación, siendo esto resorte de las autoridades municipales que deberían de corregirse.

Los baños eran pocos para la cantidad de personas que asistieron, y el olor que despedían hacían pasar un mal momento.

 


^