CRÓNICAS DESPIERTAS


ANTONIO LAJE, victima de fraude con las tarjetas de crédito

Por Redacción Ciudad Despierta

El popular conductor de America y A24, confeso al aire que fue estafado dos veces, con una compra de flecha bus y dos de Direct TV

ANTONIO LAJE, victima de fraude con las tarjetas de crédito

Los Ciber delincuentes se hicieron la fiesta con las tarjetas Visa y Master del popular conductor Antonio Laje, ambas emitidas por el Banco Santander, de donde exclamo, entre molesto y furioso, el mal servicio que le estan entregando, y que por supuesto va ha cambiar de banco.

Cuidados para no caer en el ciber delito

  1. Utilice únicamente sitios web verificados. Si tiene dudas sobre una página y no conoce sus productos, investigue antes de efectuar una compra, busque opiniones y comentarios sobre sus productos puesto que los estafados suelen quejarse en foros y blogs.
  2. En la confianza está el peligro. No se fíe de esas ofertas increíbles que le llegan por email y con las que no hay forma de competir en ninguna parte en la red. Si parece tan bueno que parece mentira, es más que probable que su instinto esté en lo cierto y que sea mentira. Busque y compare información en la red antes de hacer clic en un enlace que le pueda llevar a una web con contenido malicioso.
  3. Su información es un tesoro de valor incalculable, no la regale. Para llevar a cabo la mayoría de los timos, necesitan saber sus datos confidenciales: DNI, Dirección, cuenta corriente bancaria, tarjeta de crédito, etc. No provea a cualquiera con esos datos. Si tiene la más mínima duda de la persona que le ha contactado por email o por teléfono y que le pide datos sensibles, cuelgue amablemente y llame usted a la empresa en cuestión y verifique si esa persona existe y si hay algún problema para el cual necesiten esos datos.
  4. Métodos de pago seguro. En la medida de lo posible, trate de elegir métodos de pago que no requieran el pago por adelantado. Si Paypal es una de las opciones, aconsejamos decantarse por este método que además incluye seguro. Otra opción a elegir si no se tiene plena confianza, es el contra reembolso, lo que permite no tener que dar previamente datos financieros y poder realizar el pago en metálico desde nuestro domicilio cuando llegue el producto. Además existen cibertarjetas que permiten recargas limitadas y sistemas de confirmación de compras mediante números de seguridad que también dificultan que otro pueda utilizarlas en su lugar.
  5. Mantenga siempre actualizado su navegador y los programas asociados que necesite para efectuar sus compras. Además de su navegador, hay programas muy importantes Adobe Acrobat, Java y Adobe Flash que si no están debidamente actualizados pueden ser utilizados por los ciberdelincuentes para instalar software malicioso sin su consentimiento. Haga las actualizaciones siempre desde las páginas oficiales de esos productos.
  6. Tiendas en bancarrota y ofertas en liquidación. Uno de los timos más frecuentes aprovechando la coyuntura del momento, es que pongan anuncios donde venden artículos a precios de ganga porque “han tenido que cerrar la tienda” o bien, “les han pagado la última nómina en electrodomésticos”, etc. En estos casos, suelen pedir o bien la totalidad del pago o una parte por adelante para “fiarse” antes de hacer el envío porque te dicen que otra gente no les ha pagado y así como mínimo se quedan algo. ¿Enviaría usted un artículo caro solamente a cambio de una pequeña parte del pago o el coste de envío? Seguro que no. Ellos, tampoco.
  7. Páginas web clonadas. En este caso, hablamos de timadores profesionales y que invierten una cantidad de trabajo y esfuerzo en el engaño, pues clonan páginas webs reales con un dominio similar, para hacer el truco lo mejor posible y así quedarse con los datos del usuario, que los entrega con toda tranquilidad. Es el caso de páginas web imitando a eBay, o a entidades bancarias. No haga clic en los enlaces. Acostúmbrese a escribir la dirección de la página web a donde va en su navegador, es la forma más segura de que llegar al destino correcto. Hay que dar muchas vueltas en páginas como ésas para distinguirlas y un ojo no entrenado y confiado, no ve fácilmente las diferencias.
  8. Phishing. Muy parecido al anterior pero normalmente se realiza a través del correo electrónico o servicios de mensajería instantánea. Se intentan obtener datos sensibles de la víctima, no sólo de tarjeta de crédito sino también claves y nombres de usuario para suplantar su identidad en entidades de crédito y tener acceso a cuentas de correo legítimas desde las que continuar la estafa. Normalmente el funcionamiento consiste en el envío masivo de correos electrónicos (Spam) simulando proceder de una entidad bancaria o de pago por Internet utilizando muchas veces sus logotipos o gráficos originales, y solicitando verificar o confirmar la información de la cuenta de que se dispone en esa entidad.
  9. Pharming. Es una variante del anterior; los timadores buscan vulnerabilidades informáticas en sitios Web auténticos para poder direccionar las visitas que se realizan a éstos hacia sus propias páginas Web desde las que obtienen la información de las víctimas.
  10. Estafas sentimentales, amorosas o de romance. El estafador usa un servicio de citas online o de mensajería instantánea demostrando interés sentimental en la víctima y a veces enviando fotos de una persona atractiva (nunca del estafador). Una vez ganada la confianza propondrá encontrarse pero pedirá dinero con la excusa de pagar el avión, hotel, etc. También puede aducir problemas de salud o estar bloqueado en un país extranjero. También puede decir que dispone de información privilegiada que da acceso a una inversión altamente rentable. En cualquier caso siempre necesita dinero para evitar algún problema.
  11. Estafas de caridad. El estafador suplanta una organización de caridad solicitando donaciones para catástrofes naturales, ataques terroristas, enfermedades o para atender a una madre o hijo enfermos. Pueden llegar a usarse logotipos de organizaciones prestigiosas. Han sido frecuentes bajo los pretextos de un huracán, Tsunami, la lucha contra el cáncer, el SIDA, etc.
  12. Ofertas de trabajo falsas. Si ha ofrecido su currículo en varios sitios de Internet es posible que los estafadores hayan recabado sus datos. La estafa consiste en ofrecerle un puesto de trabajo, previo pago, con unas condiciones salariales muy buenas que no son reales puesto que el trabajo ni siquiera existirá.
  13. Oportunidades de negocio / Trabaje desde casa. Similar al anterior. Se ofrecen grandes rendimientos o trabajos muy rentables. Siempre se pide una cantidad por anticipado en concepto de permisos, compra de material, etc. En las modalidades más modernas de la estafa se llega incluso a crear una página Web con toda la apariencia de ser una auténtica organización que ofrece realmente el negocio o trabajo.
  14. Marketing Multinivel o Redes Piramidales. Se promete hacer mucho dinero comercializando productos o servicios, ya sea uno mismo o los vendedores que nosotros reclutamos, pero realmente nuestros clientes nunca son los consumidores finales sino otros distribuidores, con lo que la cadena se rompe y sólo ganan los primeros que entraron en ella.

Si por desgracia llegamos a ser víctimas de algún engaño vía internet o tenemos conocimiento de cualquier tipo de delito tecnológico, lo principal antes de acudir a denunciarlo, es reunir toda la información posible, en forma de:

  • Todos los datos de que dispongamos sobre el estafador y el origen del fraude.
  • Direcciones de los sitios web donde hemos sufrido el engaño.
  • Apodos y email de los embaucadores o del origen del correo malicioso.

En el caso de compra-venta a través de foros o páginas web, copia del anuncio de venta, captura de pantalla, así como de los mensajes privados donde se especifiquen detalles del producto o del trato acordado. Una vez tengamos toda la información, podemos acudir en persona a la Comisaría de Policía o Guardia Civil más cercana a nuestro domicilio y formular denuncia, aportando los datos obtenidos o denunciarlo a través de los servicios telemáticos que se encuentran en sus páginas web oficiales.

 


^