FUNCITY


Detuvieron a un hermano de Lionel Messi

Por Redacción Ciudad Despierta

Matías Messi (35) iba en una lancha y chocó. Cuando llegó la policía le encontró un arma de guerra y sangre.

Detuvieron a un hermano de Lionel Messi

Luego de un aparente accidente náutico y del hallazgo de una pistola dentro de la embarcación en la que navegaba por el río Paraná, uno de los hermanos de Lionel Messi quedó detenido esta viernes en un sanatorio de Rosario donde se recupera de las lesiones que sufrió en el choque.

A Matías Messi, de 35 años, se le imputa la portación de arma de guerra. Por ese delito podría recibir una pena mínima de tres años y seis meses de prisión, lo que no permite el recurso de la ejecución condicional.

Aunque Messi se encuentra internado en el Sanatorio Parque con un traumatismo facial que le provocó fracturas y requiere una reparación quirúrgica, el fiscal José Luis Caterina confirmó que el médico forense constató que “está lúcido, estable y en condiciones de declarar, aunque con alguna dificultad en el habla”.

Permanecerá internado y detenido, con custodia policial.Cuando reciba el alta podría disponerse una prisión preventiva. "Entendiendo que puede tener recursos para fugar o entorpecer el proceso", opinó Caterina.

Messi sufrió ayer un accidente con una lancha al impactar, según la versión de su entorno, contra un banco de arena en la zona de Fighiera, localidad ubicada al sur de Rosario. Un pescador encontró, entre las 5 y las 6, una embarcación a la deriva en el río Paraná. De acuerdo a su testimonio en el interior estaba Messi, dentro de una bolsa de dormir. Fue acercado hasta un muelle, donde funciona un club de pescadores. El hermano del futbolista de la Selección abandonó el lugar con heridas, pero por sus propios medios.

La investigación judicial pretendía conocer lo sucedido. Al trabajarse sobre la lancha y observar manchas de sangre en la embarcación se pidió la intervención del Gabinete Criminalístico de la Policía de Investigaciones.

En un primer momento se buscaba a Messi para que declare como testigo por un accidente, pero el hallazgo de una pistola calibre 380, cargada con seis proyectiles, derivó en el pedido de detención por la portación de arma de guerra. Esa orden se emitió anoche y se ratificó este mediodía, luego de comprobarse el estado de salud del joven.

La versión oficial de la familia

La familia Messi difundió esta mañana un comunicado en el que desmiente la versión judicial. “La familia niega la existencia de un arma en la embarcación, siendo totalmente falsas las informaciones al respecto”, plantearon en un escrito entregado a la prensa.

Los Messi Cuccitini hablaron de un “accidente” tras un choque contra un banco de arena y precisaron que el joven impactó contra el parabrisas, “sufriendo fracturas en la mandíbula y el paladar, así como múltiples cortes en la cara”.

La familia descartó daños neurológicos y anticipó que será sometido a una intervención quirúrgica, lo que fue ratificado por la dirección del Sanatorio Parque, donde permanece internado y detenido.

El fiscal Caterina dijo entender que el entorno de Messi “no quiera creer que hay un arma”, pero aclaró que la evidencia marca lo contrario. “No puedo imputar una portación si no hay evidencia”, explicó.

Las pericias determinaron que el arma estaba en condiciones de dispararse y cargada con seis proyectiles. Resta saber si se utilizó. En la Justicia dijeron que no había evidencias para pensar que pudiera haber sido “plantada” en la lancha. El fiscal lamentó que el paso de las horas complica la realización de un dermotest al imputado, aunque es una de las medidas solicitadas. El abogado de los Messi en Rosario, Ignacio Carbone, descartó que la familia fuera titular de un arma.

Caterina aclaró que Messi tiene que ser tratado “como cualquier hijo de vecino”, definió a la embarcación en la que circulaba como “un vehículo fantasma”, ya que Prefectura confirmó que no está registrada, y se quejó porque la Policía que trabajó en el caso encontró resistencia al intentar recolectar información y buscar acceder a propiedades donde podría encontrarse el joven.

Los investigadores aclararon que por el momento no hay elementos para pensar que en la embarcación pudiera haber otra persona ni para imputarle a Messi otro delito más allá de la portación del arma.

En octubre de 2015 se había secuestrado en un automóvil de Matías Messi un arma calibre 22. Por ese episodio se acordó una probation. Actualmente estaba en trámite el sobreseimiento en esa causa. Ese antecedente no colabora para que el hermano del astro pueda ser beneficiado, en caso de una condena, con una figura atenuada.


^