Pequeño panorama para que entiendas lo que está pasando en Ecuador

Entre el “paquetazo” de medidas económicas anunciadas desde Presidencia y las denuncias de intento de golpe de Estado, el país transita entre una parálisis total de los servicios y el "estado de excepción".


Lejos en el tiempo, demasiado para los apenas cuatro o cinco años transitados, quedó la idea de pensar en el Ecuador del “milagro económico”, ese que pese a ser el país más pequeño territorialmente, se lo pensaba como el “jaguar latinoamericano”.

El estancamiento sobre finales del segundo mandato de Rafael Correa, la fragilidad política de origen presente en el ascenso del actual Presidente Lenín Moreno y la incapacidad de desarrollar un programa económico que pueda sostener los compromisos heredados son algunas de las variables que permiten entender cómo llegamos a donde estamos parados hace al menos una semana.

Con el “paquetazo” de medidas económicas anunciadas desde el Gobierno y auspiciadas por el FMI, el país transita entre una parálisis total de los servicios, la idea del «intento de golpe» denunciada por un Presidente cada vez más cercano a las Fuerzas Armadas que de hecho ya disponen del permiso legal para «prevenir» una escalada en las protestas sociales presentes en distintos puntos del Ecuador.

En el día de ayer el Presidente de Ecuador, Lenín Moreno, se pronunció en cadena nacional acompañado por su ministro de Defensa y los principales referentes de las Fuerzas Armadas no es casualidad.

En un mensaje transmitido por cadena nacional y con una duración menor a cuatro minutos, el mandatario anunció el traslado de la sede de Gobierno a la ciudad de Guayaquil.

Moreno marcó que «lo que ha sucedido estos días en Ecuador demuestran una intención política de romper el orden democrático», al tiempo que denunció que «el sátrapa de Maduro ha activado junto con Correa su plan de desestabilización» y que «son quienes están detrás de este intento de golpe de estado».

Desde el miércoles 2 de octubre el país está virtualmente paralizado. No hay transporte público, los taxis no operan, las Escuelas continúan cerradas y las protestas en las calles, iniciadas con movilizaciones, subieron de tono transitando entre saqueos y una dura represión por parte de las fuerzas de seguridad.

También por cadena nacional y bajo la idea de “garantizar la seguridad”, el pasado 3 de octubre Lenín Moreno comunicó a la ciudadanía la decisión de decretar el “estado de excepción” en el Ecuador.

Esta figura legal, vigente por un período de 60 días, se traduce en que las Fuerzas Armadas puedan (y de hecho ya lo hicieron) salir a las calles para intentar contener la “situación”.

Pero a lo que fue la decisión inicial de que se levante el paro de transporte que regía sobre todo el país, emergió una gran movilización indígena que en las próximas horas 20.000 manifestantes llegarían a Quito en los próximos días para forzar a Moreno a que retire las medidas económicas tomadas.

 

turismo

Compartilo con tus amigos!

Comentarios

¿Cuál es tu reacción?

Me encanta Me encanta
0
Me encanta
Divertido Divertido
0
Divertido
Enojado Enojado
0
Enojado
Triste Triste
0
Triste