fbpx

La misión del FMI hizo su análisis de la Argentina

La misión que visitó el país sostuvo que se llevó "una comprensión más profunda de los planes políticos de las autoridades para estabilizar la economía y ponerla en una senda de crecimiento más sostenible e inclusiva".


La misión técnica del Fondo Monetario Internacional (FMI) afirmó este martes que se llevó de la Argentina «una comprensión más profunda de los planes políticos de las autoridades para estabilizar la economía y ponerla en una senda de crecimiento más sostenible e inclusiva».

La delegación del Fondo se pronunció al hacer un balance de las reuniones que sus miembros mantuvieron durante los últimos seis días con funcionarios y representantes de distintos sectores del país, en el marco de las negociaciones iniciadas para sellar un nuevo programa. «El personal técnico acogió con satisfacción el compromiso de las autoridades con las políticas para asegurar una consolidación fiscal favorable al crecimiento y al mismo tiempo proteger a los más vulnerables», indicó el organismo en un comunicado emitido desde Washington.

Además, afirmó que la Argentina enfrenta “complejas dificultades económicas y sociales, en el contexto de una crisis de salud sin precedentes” a causa de la pandemia de coronavirus. Advirtió que la “profunda recesión” provocó elevados niveles de pobreza y desempleo, “cuyos efectos se ven agravados por importantes presiones en el mercado cambiario”.

Estas son algunas de las principales conclusiones de la misión del FMI que visitó Argentina entre el martes y el domingo pasados, en el marco del proceso encarado para negociar un nuevo programa de financiamiento por la deuda de US$44.000 millones que el país tiene con el organismo multilateral.

Añadió que «el personal técnico acogió con satisfacción el compromiso de las autoridades con las políticas para asegurar una consolidación fiscal favorable al crecimiento y al mismo tiempo proteger a los más vulnerables, permitir una reducción gradual de la inflación e impulsar la creación de empleo, la inversión y las exportaciones”.

La delegación del FMI fue encabezada por Julie Kozack, subdirectora del Departamento del Hemisferio Occidental; y por el jefe de la Misión para la Argentina, Luis Cubbedu. Los directivos se reunieron con el ministro de Economía, Martín Guzmán; el presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce; el secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Gustavo Béliz; el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; el titular de la cartera de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y la vicejefa de Gabinete, Cecília Todesca; entre otros funcionarios.

En los cinco días de trabajo, los enviados del FMI analizaron las cuentas públicas, las demandas del sector privado y el dañado entramado social tras varios años de caída de la actividad económica y el efecto de la actual pandemia; y escucharon a dirigentes la oposición, a representantes del sector privado, de los sindicatos y a economistas, entre otros actores de la sociedad civil. La entidad multilateral confirmó además, que la misión retornará al país a mediados de noviembre próximo, “para iniciar conversaciones sobre un nuevo programa respaldado por el FMI”.

El principal objetivo de la delegación que estuvo en el país hasta la víspera fue “conocer y evaluar más sobre los planes económicos y políticos de las autoridades argentinas”, precisó el organismo multilateral.

“Argentina enfrenta complejas dificultades económicas y sociales, en el contexto de una crisis de salud sin precedentes. La profunda recesión ha provocado un aumento de los ya elevados niveles de pobreza y desempleo, cuyos efectos se ven agravados por importantes presiones en el mercado cambiario. Estos son desafíos excepcionalmente difíciles sin soluciones fáciles. Un conjunto completo de políticas podría respaldar el restablecimiento de la confianza, pero deberá calibrarse con mucho cuidado para promover la recuperación y asegurar la estabilidad macroeconómica”, sostuvo el documento elaborado por Kozack y Cubbedu.

La semana pasada, junto con la llegada al país de la misión del organismo, el presidente Alberto Fernández y la titular del FMI, Kristalina Georgieva, marcaron la tónica de las negociaciones para alcanzar un acuerdo sin un pedido explícito de ajuste de gasto, que le permita a la Argentina una recuperación económica con más empleo y disminución de la pobreza.

coronavirus

Compartilo con tus amigos!