fbpx

José de San Martín «El padre de la patria» nació un día como hoy

"El libertador", "el padre de la patria", "el que cruzó los Andes a caballo"," el prócer", "el del billete de $ 5 pesos", nacía un 25 de febrero pero de 1778.


José Francisco de San Martín y Matorras tal y cual señala esta efeméride nació un 25 de febrero, pero de 1778. A lo largo de su vida, sin dudas acumuló un sinfín de títulos y condecoraciones.

Posee en su historial una extensa carrera militar con la que obtuvo los logros que lo convirtieron en uno de los próceres argentinos.

Para realizar un punteo rápido, podemos señalar:

  • Lideró la cruzada y obtuvo la libertad de Argentina, Perú y Chile.
  • Creó el Regimiento de Granaderos a Caballo
  • Fundó la Logia de Lautaro con la que llevó adelante la Revolución del 8 de Octubre que tuvo como objeto el derrocamiento del gobierno del Primer Triunvirato.
  • Fue pilar del Combate de San Lorenzo
  • Cruzó la cordillera de los Andes a caballo
  • Antes de morir le dejó a su única hija, Merceditas, una lista de consejos que formalmente se conocen como: «Las máximas para mi hija».
  • San Martín falleció a los 72 años , en Europa. Su figura es reconocida como la de un Prócer, fue la cara de varias monedas y billetes a lo largo de la historia, el último billete fue el de $5 pesos, recientemente eliminado.
Curiosidades de un hombre que fue más que un General

Antes de cruzar los Andes, San Martín se reunió con caciques pehuenches al pie de la cordillera y les solicitó permiso para pasar por estos territorios porque creía que ellos eran los dueños de este país.

El Ejército de los Andes estaba compuesto por 5200 hombres. Llevaban 10.000 mulas, 1600 caballos, 600 vacas, 900 tiros de fusil y carabina; 2000 balas de cañón, 2000 de metralla y 600 granadas.

Era un gran lector en francés, latín e inglés, y a todas partes trasladaba su biblioteca personal. Cuentan que en los fogones del cruce de los Andes les leía a los analfabetos fragmentos de obras clásicas

Como gobernador de Cuyo mejoró el sistema sanitario, educativo, carcelario y prohibió los castigos corporales a los niños.

Para cerrar elegimos una de sus frases más conocidas: «Seamos Libres, lo demás no importa nada».

San Martín también estimuló el teatro en Lima, al que consideraba una excelente actividad cultural. Concurría con algunos amigos a quienes les pagaba la entrada y nunca aceptó invitaciones.

Le gustaba mucho jugar al ajedrez y era muy difícil ganarle.

Era aficionado a la jardinería y a la construcción de muebles.

Gracias a su amistad con Alejandro Aguado, empresario de la Ópera de París, tuvo trato frecuente con personajes como Victor Hugo, Lamartine, Delacroix, Balzac y Rossini.

En 1850 San Martín estaba muy enfermo. Sufría asma, reuma, úlceras y estaba casi ciego. Su estado de salud se fue agravando hasta que falleció el 17 de agosto. En su testamento pedía que su sable fuera entregado a Rosas y que su corazón descansara en Buenos Aires. Esta última voluntad recién se cumplió en 1880.

banner municipalidad

Compartilo con tus amigos!

Comentarios

¿Cuál es tu reacción?

Me encanta Me encanta
0
Me encanta
Divertido Divertido
0
Divertido
Enojado Enojado
0
Enojado
Triste Triste
0
Triste