fbpx

Irlanda del Norte en alerta: movilizan Fuerzas Especiales a Belfast

La resolución tiene lugar luego de 10 días consecutivos donde de incidentes donde si bien no hubo muertes sí dejaron al menos 200 policías heridos en lo que se marca como el período más violencia en la región en la última década.


Sobre el cierre del día domingo finalmente se informó que se desplegaron soldados encubiertos de las fuerzas especiales en la ciudad de Belfast, Irlanda del Norte, luego de los disturbios ocurridos durante el fin de semana.

En Irlanda del Norte la noche se hizo día durante varias jornadas. Más de 10 días consecutivos donde se prendieron fuego colectivos; personas enmascaradas lanzaron bombas caseras a la policía y si bien no hubo muertes sí dejaron al menos 200 policías heridos en lo que se marca como el período más violencia en la región en la última década.

De momento no hay una explicación exclusiva para los enfrentamientos, pero sí asoman algunos factores.

Dentro de lo coyuntural asoma la resolución de los fiscales estatales que decidieron que no acusarían a los líderes del partido nacionalista Sinn Fein por violar las regulaciones de Covid-19 en junio al asistir al funeral de Bobby Storey, un ex miembro del Ejército Republicano Irlandés.

Muchos sindicalistas percibieron la decisión de no procesar a los miembros del partido como una muestra de favoritismo político, dado que a los sindicalistas se les dijo que cancelaran sus tradicionales desfiles del 12 de julio el verano pasado, y el cargado simbolismo que rodeaba el funeral.

Desde lo estructural se marca como prioritario el proceso del Brexit y la sensación en las comunidades unionistas de que Londres está descuidando a Irlanda del Norte según los términos del acuerdo.

El 1 de enero, cuando entraron en vigor las reglas comerciales posteriores al Brexit, las empresas se enfrentaron a nuevos trámites sobre los bienes que circulan y algunas empresas británicas dejaron de trasladar productos a Irlanda del Norte, lo que provocó cierta escasez en los supermercados.

El control aduanero en los puertos de Belfast y Lean para evitar que las mercancías británicas pasen de Irlanda del Norte a Irlanda (miembro de la UE), así como el desabastecimiento de ciertos productos, han revivido las tensiones del conflicto tras más de 20 años de paz.

Desde que el acuerdo de Boris Johnson con la Unión Europea creó una frontera en el Mar de Irlanda en enero, los sindicalistas se han enfurecido contra una frontera que separa simbólica y económicamente a Irlanda del Norte de Gran Bretaña.

banner municipalidad

Compartilo con tus amigos!

Comentarios

¿Cuál es tu reacción?

Me encanta Me encanta
0
Me encanta
Divertido Divertido
0
Divertido
Enojado Enojado
0
Enojado
Triste Triste
0
Triste