CULTURA EMERGENTE


Insólito| Encontraron al dinosaurio más arcaico latinoamericano

Por Redacción Ciudad Despierta

La excavación se realizó en la provincia de San Juan

Insólito| Encontraron al dinosaurio más arcaico latinoamericano

(Nacionales - PÁGINA 12) Investigadores argentinos descubrieron hace tres años, en San Juan, restos fósiles de los dinosaurios gigantes más antiguos de los que se tenga registro. Se trata de animales que vivieron en el Triásico Superior, o Triásico Tardío, y cuyo hallazgo ofrece una nueva perspectiva acerca de las teorías que se tenían sobre cómo estas criaturas crecieron hasta alcanzar grandes dimensiones. El equipo que encontró y estudio los fósiles estuvo liderado por Cecilia Apaldetti, de la Universidad Nacional de San Juan, en colaboración con los investigadores Ricardo Martínez, Ignacio Cerda, Diego Pol y Óscar Alcober. El hallazgo tuvo lugar en 2015 en el yacimiento de Balde de Leyes, al sudeste de la provincia de San Juan. El trabajo realizado por los investigadores argentinos fue publicado ayer en una de las revistas científicas más imporantes a nivel internacional. 

Los investigadores presentaron al dinosaurio como Ingentia prime (en latín, Primera inmensa) en un estudio publicado hoy en la revista Nature Ecology and Evolution donde se describe que se encuentra entre los primeros saurópodos gigantes, con una antigüedad de entre 201 y 237 millones de años. Se trata de una especie de dinosaurio 30 millones de años más longevo que sus primos los titanosaurios, un hallazgo que modifica las ideas que se tenían sobre cómo estas criaturas pudieron alcanzar grandes tamaños.

Al contrario que sus sucesores, los primeros dinosaurios de la familia de los Diplodocus o los Braquiosauros eran pequeños y tenían únicamente dos patas. Además, estos vivían en la zona que corresponde al sudeste del supercontinente Pangea. Según se explica en el documento, la teoría más extendida afirmaba que la adquisición del “cuerpo gigante” se produjo durante el Jurásico y se relacionó con numerosos cambios esqueléticos presentes en la rama de Eusauropoda. Sin embargo, el nuevo hallazgo -los restos fueron encontrados en 2015- revela que el primer pulso hacia el gigantismo en los dinosaurios ocurrió más de 30 millones de años antes de la aparición de los primeros saurópodos modernos.

El hallazgo de Ingentia prime ahora fue publicado en Nature Ecology and Evolution.


^