TRIBUNA DESPIERTA


La hegemonía europea volvió en Rusia 2018: Uruguay y Brasil afuera

Por Redacción Ciudad Despierta

No hay equipos de otros continentes entre los cuatro mejores del Mundial. Este detalle se dio únicamente en otras cuatro Copas: Italia 34, Inglaterra 66, España 82 y Alemania 06.

La hegemonía europea volvió en Rusia 2018: Uruguay y Brasil afuera

Rusia 2018 será recordado como el Mundial de las sorpresas. Argentina, Brasil, Alemania, España, los grandes equipos que sufrieron imprevistos en tierras de Vladimir Putin.

Se alargará hasta 60 años, por lo menos, la sequía sudamericana (y del resto de continentes) en Europa. Solo Brasil en Suecia 1958 fue capaz de ganar el Mundial. Lo hizo con un jovencísimo Pelé acaparando portadas y anotando seis goles a sus 17 años.

Solo dos veces fueron subcampeones los sudamericanos en Europa desde 1958: Argentina en 1990 y Brasil en 1998. Dando por hecho que el Mundial de 2022 se disputará en Catar y el de 2026 entre Estados Unidos y Canadá, se puede asegurar que, por lo menos, hasta 2030 (sin sede conocida) no habrá un campeón sudamericano en territorio europeo.

Este torneo sin lógica es el quinto en la historia de las Copas que tiene únicamente a selecciones europeas entre los cuatro mejores.

Bélgica-Francia y los ganadores de las llaves de Suecia-Inglaterra y Croacia-Rusiabuscarán  un lugar en la gran final del 15 de julio en el estadio Olímpico de Luzhniki.

La primera vez que sucedió este panorama fue en Italia 1934.  Aquella vez, Italia le ganó a Austria y Checoslovaquia a Alemania en semifinales. Los locales terminarían quedándose con el título al vencer 2 a 1 a los checoslovacos.

En 1966 tampoco hubo selecciones no europeas entre los mejores cuatro. A semifinales llegaron Alemania Federal, Unión Soviética, Inglaterra y Portugal.

Esta rareza se repitió en España 1982: Italia, Alemania Federal, Polonia y Francia.  Los italianos le ganaron 3 a 1 a los alemanes en la final disputada en el estadio Santiago Bernabéu.

En Alemania 2006, Argentina y Brasil quedaron eliminados en cuartos de final, ante el país anfitrión y Francia respectivamente. A semifinales llegaron, además de los dos mencionados, Italia y Portugal. El cuarteto de europeos derivó en una final entre franceses e italianos.

“Hablar de supremacía del fútbol europeo es desconocer la realidad histórica, económica e infraestructural del fútbol”, dijo Óscar Tabárez, entrenador de Uruguay, luego de la derrota de su equipo ante Francia.

“Bolivia no tiene las infraestructuras de Alemania, ni nosotros las de Inglaterra… pero veremos si al final el campeón es europeo”, cerró el Maestro la consulta por este tema.


^