CRÓNICAS DESPIERTAS


Tartagal: a la cárcel por desobedecer la prohibición de acercarse a su madre y amenazarla

Por Redacción Ciudad Despierta

Franco Darío Martínez (23), alias Judas, condenado a la pena de seis meses de prisión de ejecución efectiva, por ser responsable de los delitos de amenazas con arma y desobediencia judicial

Tartagal: a la cárcel por desobedecer la prohibición de acercarse a su madre y amenazarla

El juez de la Sala I del Tribunal de Juicio, Ricardo Hugo Martoccia, condenó en audiencia de juicio abreviado a Franco Darío Martínez (23), alias "Judas", a la pena de seis meses de prisión de ejecución efectiva, por ser responsable de los delitos de amenazas con arma y desobediencia judicial.

El joven fue declarado reincidente por segunda vez, y se ordenó su traslado a la Unidad Carcelaria 5 de Tartagal una vez que se encuentre firme la sentencia. Martínez tenía prohibición de acercamiento a su madre. El 23 de febrero pasado, sin embargo, se presentó en su domicilio y la amenazó con un palo que tenía un cuchillo en la punta.

Nuevo Código Civil: El deber alimentario familiar.

HASTA QUE EDAD DEBEN LOS PADRES SOLVENTAR A UN HIJO

Los Padres ya no tenemos  “patria potestad” sino “responsabilidad parental”,  ya nos son nuestros hijos menores sino tienen el status jurídico del niño, niña y adolescente como sujeto de derecho.

Los Padres debemos ejercer la “responsabilidad parental ” debiendo alimentar hasta los 21 años para el hijo que lo reclame. Para “no alimentar” como padre se tendrá que acreditar que el hijo mayor de edad puede ganarse la vida. ESTE "PARA NO ALIMENTAR", abre la mirada para aquellos hjos "vagos" que no estudian ni trabajan, y que pueden perfectamente ganarse la vida. La mayoria de edad se obtienen a los 18 años y ya pueden despegarse del ala de los padres.  

Si el hijo quiere “estudiar” habrá que alimentarlo hasta los 25 años, pero sin que el mismo deje de cumplir las siguientes reglas:

ARTICULO 671.- Enumeración. Son deberes de los hijos:
a) respetar a sus progenitores;
b) cumplir con las decisiones de los progenitores que no sean contrarias a su interés superior;
c) prestar a los progenitores colaboración propia de su edad y desarrollo y cuidar de ellos u otros ascendientes en todas las circunstancias de la vida en que su ayuda sea necesaria.

Los alimentos a los hijos comprende: la manutención, educación, esparcimiento, vestimenta, habitación, asistencia, gastos por enfermedad y los gastos necesarios para adquirir una profesión u oficio.

Si en una familia se quedan sin medios económicos  o sin trabajo, se puede pedir alimentos a los padres, los hijos y los hermanos. Pudiendo reclamarse a uno o a todos a la vez.

Los cónyuges y los convivientes (concubinos, parejas) deben contribuir a su propio sostenimiento, el del hogar y el de los hijos comunes, en proporción a sus recursos.

Las nuevas parejas de los padres divorciados (al cónyuge o conviviente) se denominan “progenitor afín”que viven con quien tiene a su cargo el cuidado personal del niño o adolescente. Tienen comoobligación cooperar en la crianza y educación de los hijos del otro, y subsidiariamente debe alimentos a los hijos del otro.

Cambio el nombre legal a la relación con nuestros hijos ahora se denomina “cuidado personal“.-

Cuando los progenitores no conviven, el cuidado personal del hijo puede ser asumido por un progenitor o por ambos.  Puede ser alternado o indistinto.  Según la organización y posibilidades de la familia.  A pedido de uno o ambos progenitores o de oficio, el juez debe otorgar, como primera alternativa, el cuidado compartido del hijo con la modalidad indistinta, excepto que no sea posible o resulte perjudicial para el hijo. En el supuesto de cuidado atribuido a uno de los progenitores, el otro tiene el derecho y el deber de fluida comunicación con el hijo.

Se prevé que las tareas de cuidado personal que realiza el progenitor que ha asumido el cuidado personal del hijo tienen un valor económico y constituyen un aporte a su manutención. Se establece el derecho de alimentos provisorios para el hijo extra matrimonial no reconocido.

Los hijos menores y el trabajo: Hasta los 16 años, los menores no pueden ejercer empleo o profesión ni obligar a su persona sin autorización de los padres .  Después de los 16 años se presume la autorización de los padres .

 


^