CULTURA EMERGENTE


Para no soltarle la mano al ministro, familiares afuera

Por Redacción Ciudad Despierta

El nuevo decreto y una mirada profunda y descarnada de Joaquín Morales Solá

Para no soltarle la mano al ministro, familiares afuera

Podrá decirse que las recientes medidas sobre los funcionarios del gobierno nacional y sus familiares tienen más sentido político que económico. Es cierto. Y podrá agregarse que la decisión es tardía y que responde a la necesidad de resguardar al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, vapuleado por el conflicto con su empleada doméstica. También es cierto. Ninguna de esas aseveraciones opaca, sin embargo, las comprobaciones sobre la cantidad de ministros con familiares en el gobierno nacional. O sobre la cantidad de familiares de ministros que percibían salarios del gobierno nacional. Para peor, muchos de ellos se ofendieron y enojaron por la decisión del Presidente, que consideraron espasmódica por responder solo a la necesidad de zafar del problema de Triaca, según consignó ayer LA NACION.

Fue al revés. El Presidente fue demasiado generoso cuando señaló que tal vez la administración debería prescindir de valiosos colaboradores que son familiares de ministros. No hay datos ni hechos para discutir el valor de esos funcionarios (¿qué concursos ganaron?, ¿qué cosas hicieron?), pero lo cierto es que una contribución idéntica -o mejor- podrían haber aportado muchos argentinos que no tienen lazos de sangre con la nomenclatura. Extraña, sí, que en un gobierno que levantó la vara de la transparencia hayan existido tantos nichos de nepotismo explícito.

No se termina aún está novela, y que para el "pobre" Macri va ha ser peor. Los enroques que se estan dando entre la provincia de Bs. As. y la Nación y la Ciudad de Buenos Aires con los familiares se van ha multiplicar, como que todo que en casa, pero esas redes que tantos buenos resultados le dio a Macri hoy se le van ha volver en contra. Solo es cuestión de tiempo. 


^