DÍA A DÍA


Denuncian al Presidente por maniobras de reventa de parques eólicos

Por Redacción Ciudad Despierta

Las empresas del Grupo Macri consiguieron una ganancia de 48 millones de dólares con el pase de manos de seis parques eólicos

Denuncian al Presidente por maniobras de reventa de parques eólicos

(Nacionales - PÁGINA 12) - Existe un  denominar común en las causas de las low costs en las que están involucradas Mac Air-Avian, la del Correo Argentino y ésta de los Parques eólicos: el presidente Mauricio Macri pone al Estado al servicio de su familia para que haga negocios multimillonarios -  dijo el diputado del bloque FpV-PJ Rodolfo Tailhade. Junto a su compañero de bancada, el rionegrino Martín Doñate, Tailhade presentó ante los juzgados federales de Comodoro Py una denuncia contra el Presidente por los delitos - de tráfico de influencias, negociaciones incompatibles y uso de información privilegiada, que fueron el marco fáctico sobre el cual se edificó un negocio multimillonario e ilegal que favoreció a la familia presidencial: una maniobra con parques eólicos, donde en un pase de manos, las sociedades de la familiares embolsaron 48 millones de dólares -. La denuncia describe cómo las empresas del Grupo Macri creadas para la ocasión se quedaron con las licitaciones que la española Isolux Corsán (socia de Iecsa en varios emprendimientos en la Argentina) había obtenido en Chubut (Loma Blanca I, II, III, IV y la VI) y Buenos Aires (Miramar). Después, el Grupo Macri vendió cinco de estas licitaciones a la compañía china Goldwind y la restante a la nacional Genneia, lo que le reportó una ganancia millonaria a la familia presidencial. La denuncia recayó en el juzgado del magistrado Marcelo Martínez de Giorgi y la investigación quedará en manos del fiscal Eduardo Taiano. 

La denuncia también hace un repaso sobre la extensa relación comercial entre Isolux Corsán y las empresas del Grupo Macri, como Iecsa –entonces en manos de Angelo Calcaterra, primo del Presidente–, que incluye la conformación de una Unión Transitoria de Empresas (UTE) para construir las centrales termoeléctricas Ensenada de Barragán y Brigadier Estanislao López. Los legisladores aportan información propia y adicional en el texto presentado ante la Justicia, que también recoge gran parte de la información revelada por la periodista Emilia Delfino el pasado domingo en el diario Perfil.  

La investigación describe que el 29 de diciembre de 2015 –dos semanas después de la asunción del presidente Macri– el contador Mariano Payaslian, ligado largamente a las compañías de la familia Macri, constituyó Usir Argentina SA, empresa orientada a negocios financieros, con domicilio en su estudio contable de Bartolomé Mitre 797, piso 13, y con Payaslian como presidente. En marzo de 2016, Payaslian constituyó Parques Eólicos Miramar SA, en la misma dirección y con él mismo como presidente. Y el 5 de septiembre de 2016 volvió a constituir dos sociedades más: Sideli SA y Sidsel SA, con el mismo domicilio e igual presidente de directorio.

Una verdadera visión futurista de los negocios. En octubre de 2016, Isolux comunicó oficialmente un acuerdo con Sideli SA y Sidsel SA - para la venta de los desarrollos eólicos del parque Loma Blanca -, con lo cual la empresa española anunciaba un proceso de desinversión en la Argentina. Las cuatro fases del parque eólico Loma Blanca (solo una de las cuales estaba en funcionamiento), con el aval del gobierno de Macri a través de la compañía estatal Enarsa y el Banco Nación, quedaron en manos de las empresas de la familia presidencial por 25 millones de dólares. 

Isolux era investigada en España por hechos de corrupción y lavado de dinero. En medio de una crisis financiera y a punto de perder las licitaciones del parque eólico Loma Blanca por falta de inversión, los españoles encontraron una salida a la encerrona con un viejo socio: las empresas del holding Macri. Pocos días después de vender las licitaciones en Chubut al Grupo Macri como parte del retiro de la Argentina, Isolux se presentó a dos nuevas licitaciones convocadas por el Ministerio de Energía para el RenovAr 1.5, el programa creado por el macrismo para el desarrollo de proyectos de energía renovable: la VI etapa de Loma Blanca y el parque eólico de Miramar en territorio bonaerense. En noviembre se convirtió en la adjudicataria de ambas. 

Según Perfil, el ministro Juan José Aranguren habría objetado la adjudicación por los incumplimientos anteriores de Isolux, pero las dudas rápidamente se despejaron desde el Gobierno. Casi con la misma velocidad con que Isolux transfirió los nuevos contratos a las empresas de la familia presidencial, una de cuyas compañías había sido bautizada seis meses atrás  como Parques Eólicos Miramar SA por el contador familiar Payaslian.

Algunos especialistas, vinculados a la investigación que continuaron los diputados del FpV-PJ para realizar la denuncia, especulan que la familia Macri decidió desprenderse del intrincado negocio que armó con las energías renovables, en medio del escándalo por el pago de una deuda millonaria que el Estado argentino concedía en silencio a Franco Macri por la quita de la concesión del Correo Argentino durante el kirchnerismo, a pesar de la abultada deuda por el canon que Macri había dejado de pagar a poco tiempo de asumir su conducción. 

Igual, el holding Macri cerró un muy buen negocio millonario. Vendió a la local Genneia la fase Loma Blanca IV, la única que está en funcionamiento, por 40 millones de dólares. Los otros cinco parques eólicos al grupo chino Goldwind, que habría pagado solo por las fases I, II y III de Loma Blanca (donde esta casi todo por hacer) en 33 millones de dólares. Aunque no hay tantas precisiones sobre el valor en que se había vendido Loma Blanca VI y Miramar, se estima que las compañía familiar del Presidente se habría alzado con 48 millones de dólares, por encima de los 25 que había pagado a Isolux, en apenas un año de intrincados negocios y pases de mano. 

Viejos amigos

En su denuncia los diputados se explayaron en la estrecha e íntima relación comercial de Isolux con las compañías familiares de Macri. Juntos crean en Argentina la sociedad ODS (holding cuyo 51 por ciento de acciones pertenece a Angelo Calcaterra y que era controlante de IECSA, Creaurban, Madero Urban, entre otras empresas de la familia Macri) e Isolux denominada Corpus Energía SA con la que desarrollarían proyectos vinculados a la energía eléctrica. Además de numerosa UTE –entre Iecsa e Isolux– con la que ganaron licitaciones para el tendido de redes de alta tensión como Líneas Mesopotámicas SA, Líneas del Comahue Cuyo SA, y Líneas del Norte SA. Con la misma composición societaria obtuvieron la licitación para la construcción de las centrales termoeléctricas Ensenada de Barragán y Brigadier Estanislao López, “posiblemente entre los proyectos más importantes en términos económicos –agregan los diputados– de los que participaron en todos estos años”.

La sociedad Isolux-Macri también traspasó fronteras. Del último balance conocido de ODS (2015), surge la nómina de la totalidad de las empresas controladas por ese holding, y en ese listado aparece Inversora Andina SA, financiera radicada en Chile que a su vez es controlante de Inversora Andina Ibérica, radicada en España. La UTE Isolux/Inversora Andina Ibérica fue denunciada por evasión en España e investigada penalmente por las autoridades judiciales españolas por sus actividades en Argentina.


^