FUNCITY


Maratón de rounds docentes en provincias (pero maduran paros)

Por Redacción Ciudad Despierta

Crece la sombra de conflictividad sobre el inicio del ciclo lectivo en el electoral 2017, una postal incómoda para Mauricio Macri. Habría aumentos por decreto.

Maratón de rounds docentes en provincias (pero maduran paros)

(NACIONAL, AMBITO).- A sólo dos semanas del retorno a clases del 6 de marzo, los gobernadores dispararon la grilla de negociaciones con los docentes en las provincias, aunque hasta el momento casi no hubo ofertas -sólo un puñado, que no superó el 18% de aumento- frente a la negativa de Nación a retomar la paritaria tradicional y a garantizar un mayor flujo de fondos a los mandatarios para otorgar las subas.

El terreno es tirante y se enfila a un comienzo del ciclo lectivo signado por las medidas de fuerza y por un ramillete de incrementos por decreto, una postal incómoda para Mauricio Macri en el electoral 2017.

Dos paritarias de Cambiemos operan en solitario como virtuales pruebas piloto y son seguidas con lupa por el resto de los mandatarios: la de la bonaerense macrista María Eugenia Vidal y la del mendocino radical Alfredo Cornejo, que ofrecieron -respectivamente- 18% en 4 cuotas fijas ajustables por la inflación, y 17% en 2 cuotas (febrero y julio), con revisión en el último trimestre.

A Vidal le rechazaron la estrategia y habrá una contraoferta hacia el fin de esta semana, aunque cosmética (de composición del salario, y no de porcentaje). A Cornejo el SUTE le recibió el pasado viernes la propuesta, y responderá el miércoles 1 de marzo, sobre el filo del regreso a las aulas.

La presión gremial es, en rigor, doble. Por un lado, los cinco sindicatos con representación federal ya confirmaron que irán a una huelga nacional -sería de 48 horas- el 6 de marzo si el Gobierno nacional no los convoca a discutir el piso salarial de los maestros a nivel país. 

Pero además las protestas brotarán dentro de cada distrito, ante el reclamo de subas de más del 30% que los mandatarios están lejos de poder aplacar.

En el entorno del ministro de Educación nacional, Esteban Bullrich, insisten en que el piso del sueldo quedó ya fijado a partir de una cláusula que rige desde 2016 y que determina que debe quedar automáticamente 20% por encima del salario mínimo, vital y móvil. 

El propio Bullrich se encargó además de remarcar ante los ministros de Economía provinciales que el Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID) no será incrementado, y que el Fondo Compensador -que sostiene el piso en siete distritos- tendrá una merma del 25%.

Este último punto no es menor -en varios distritos todavía esperan algún guiño de Nación- y rebotará de lleno en las ofertas de los gobernadores. "Significa un desfinanciamiento para Salta de $ 230 millones, que es más o menos lo que cuesta un punto de incremento para toda la administración pública, por lo que arrancamos con un casillero con menos uno", graficó el jefe de Gabinete del salteño justicialista Juan Manuel Urtubey, Carlos Parodi.

Frente a este escenario, la negociación de los gobernadores con los maestros no logra despegar, y si bien arrancó por estas horas la nutrida grilla de reuniones paritarias, las propuestas oficiales son hasta el momento escasas y no superaron el 18%, en línea con la estimación nacional de inflación.

En este marco, esta semana albergará negociaciones con los maestros de, entre otros, los gobernadores Vidal, Urtubey, Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Uñac (San Juan), Domingo Peppo (Chaco) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego). Mientras tanto, crece el malestar sindical nacional. "Macri está tratando de distraer, al concentrar y politizar el conflicto en la Provincia de Buenos Aires, donde necesita los votos; pero el conflicto es nacional y él es el principal responsable al no convocar a paritarias y entorpecer el inicio de clases", disparó el titular de UDA, Sergio Romero.


^